Los colores a la hora de decorar nuestra casa. Los cálidos.

¡Hola amigos! Hoy vamos a hablar sobre los colores cálidos.

Muchos habréis pensado en qué colores elegir a la hora de pintar una habitación o elegir los muebles para vuestra casa, pues bien, hay muchos factores a tener en cuenta para tomar una buena decisión, puesto que los colores pueden afectar a nuestro estado de ánimo, incluso darnos una sensación de calidez o frescor. A fin de cuentas, los colores nos afectan psicologicamente.

Como en una misma entrada es muy complicado tratar sobre los pros y contras de todos los colores, voy a dedicar esta entrada a los colores cálidos, como combinarlos y sus beneficios.

Los colores cálidos, como ya supondréis, son el rojo, naranja y amarillo, pero claro, estos son colores puros, por llamarlos de alguna manera, porque también existen colores naturales, como la madera, que nos transmiten calidez, alegría, confort… Estos colores son muy buenos para el salón o el comedor, porque nos dan sensación de calidez y de ambiente familiar. ¿Quién no ha imaginado alguna vez una cabaña de madera, con su chimenea de piedra y ha sentido el confort de la unidad familiar?

Por otro lado, estos colores también vienen muy bien para lugares fríos, como el norte de la península, donde los inviernos son muy fríos, dado que la sensación de calor que transmiten estos colores hace que utilicemos menos la calefacción y podamos ahorrar. Sí, hasta ese punto nos afectan los colores, que nos pueden ayudar a gastar menos simplemente por la tonalidad. Increíble, ¿verdad?

Sin embargo, algunos podéis pensar que el exceso de colores cálidos en nuestra casa puede suponer también estrés, dado que estos colores, a parte de calidez, también transmiten actividad. ¡No hay problema por esto!

Combinar los colores cálidos con otros colores más frescos es cuestión de gustos. Desde Almamadera os aconsejamos que si os gustan los tonos muy oscuros, como el rojo, lo combinéis con tonalidades pastel, o incluso blanco, ya sea utilizando los colores claros para los muebles, o pintando una de las paredes de la habitación con tonos más frescos o claros. De esta manera, podremos encontrar el equilibrio.

Esperamos que la entrada pueda serviros de ayuda y os guste. Nos vemos pronto.

Etiquetas: , , , , ,